18+ Prohibida venta a menores

Diferencias entre semillas autoflorecientes y fotoperiódicas

La elección entre semillas autoflorecientes y fotoperiódicas dependerá de tus necesidades como cultivador. Si eres un novato en el cultivo de cannabis o no quieres preocuparte de los ciclos de luz, la marihuana autofloreciente es tu mejor opción. Por otro lado, las semillas fotoperiódicas son recomendables para quienes quieran obtener cosechas determinadas y controlar el crecimiento de sus plantas. En este artículo encontrarás las principales diferencias entre la marihuana autofloreciente y fotoperiódica, de tal forma que puedas escoger la que más se ajuste a tu perfil.

  1. ¿Cómo escoger entre los tipos de semillas de marihuana?

Si ya sabes lo que quieres como cultivador, el segundo paso es aprender las principales características y diferencias entre semillas de marihuana autoflorecientes y fotoperiódicas. A continuación, conocerás las ventajas y desventajas de las variedades autoflorecientes y fotoperiódicas.

2. ¿Qué son las semillas de marihuana fotoperiódicas?

Las plantas de marihuana fotoperiódica, o fotodependientes, son aquellas que dependen de los ciclos de luz para pasar de una fase de crecimiento a la otra. Esto quiere decir que la planta necesitará de una variación en las horas de luz que reciba para pasar de un estado a otro.

Durante la etapa vegetativa, plantas de marihuana necesitan 18 horas de luz para mantenerse dentro de esta fase. Y, si bien también puede hacerlo con un ciclo de 12 horas, esta cantidad de luz no le permitirá alcanzar su máximo desarrollo vegetativo antes de la floración.

Si tienes un cultivo de interior, para que tu variedad fotoperiódica empiece a florecer, deberás reducir el número de horas de luz a 12. Por otra parte, si cultivas al aire libre, la floración iniciará con el cambio de estación — época en la que los días se acortan a 12 horas.

3. ¿Qué es la marihuana autofloreciente?

La marihuana autofloreciente, también conocida como marihuana automática, es aquella que no depende de los cambios en los ciclos de luz para pasar de la fase de vegetación a la de floración. Esta característica se debe a su genética Ruderalis — una planta de marihuana que se ha adaptado a zonas con acceso limitado de luz y difíciles condiciones ambientales.

Lo anterior no significa que la marihuana autofloreciente no necesita de luz para hacer la fotosíntesis, por el contrario, mientras más luz reciba, mayores serán los rendimientos. La diferencia está en que la floración iniciará de forma automática e independientemente de la cantidad de luz que se le suministre.

4. ¿Cómo escoger entre los diferentes tipos de semilla de marihuana?

El cultivo de semillas de marihuana fotoperiódicas y autoflorecientes tiene sus ventajas y desventajas. Aunque lo que para algunos puede ser una desventaja, para otros puede resultar de gran importancia.

Las principales diferencias radican en los tiempos de cultivo, tamaños, rendimientos, resistencia, respuesta al estrés, tolerancia al error y dependencia de la luz. Sigue leyendo para aprender más.

5. Ventajas y desventajas de cultivar semillas de marihuana fotoperiódicas

La marihuana fotoperiódica depende de los ciclos de luz para cambiar de fase. Por este motivo, la duración de la fase vegetativa y la floración es mucho más extensa. Para este tipo de marihuana, la fase vegetativa suele durar entre 2 y 3 meses, y la floración, 2 meses en adelante.

Otra ventaja es que, siempre y cuando no experimente cambios en el ciclo de luz, marihuana fotoperiódica puede permanecer en fase vegetativa de forma ilimitada, lo que la convierte en una máquina de producir esquejes y conservar genéticas.

Dependiendo de la variedad de marihuana y el entorno de cultivo, las plantas de marihuana fotoperiódicas pueden ser superaltas. Si cultivas en un espacio limitado o prefieres un cultivo discreto, ten en cuenta el tamaño de las plantas — algunas variedades fotoperiódicas, como las Sativas, pueden crecer hasta 270 cm o más. Sin embargo, las plantas más grandes también ofrecen cosechas más grandes. Una planta de marihuana fotoperiódica puede darte entre 1 – 2 kg de cogollos o más, dependiendo de la variedad que elijas.

Técnica HST Técnica LST

Para aprovechar tus plantas de marihuana fotoperiódicas al máximo, es necesario aplicar técnicas de cultivo como el HST o el LST. Esto supondrá más trabajo de tu parte, ya que tendrás que controlar su desarrollo, pero sin dudas, obtendrás una mayor cantidad de cogollos de tus plantas fotoperiódicas. Otra desventaja de las semillas de marihuana fotoperiódicas es su ciclo de vida extendido. Algunas marihuanas fotoperiódicas tardan entre 4 y 6 meses en cosecharse, lo cual limita el número de cosechas a una cosecha por año — especialmente en el caso de cultivos de exterior en zonas más frías.

Ventajas y desventajas de cultivar marihuana autofloreciente

Como ya sabes, las semillas autoflorecientes son genéticas que pasan de la fase vegetativa a la floración automáticamente y no dependen de los cambios en la cantidad de luz. Su ciclo de vida funciona como un temporizador que tiene sus días de vida contados desde que la semilla se germina. Pero, ¿cómo son las semillas de marihuana autoflorecientes en términos de cultivo? ¡Vamos a ver!

El ciclo completo de vida de una marihuana automática puede ser tan corto como 6 semanas, por lo que no es de extrañar que las autoflorecientes sean plantas bastante bajas y compactas, ocupen menos espacio en cultivos de interior y sean más discretas. ¡Este tipo de marihuana es ideal para el cultivo de interior! Por otra parte, las plantas autoflorecientes no son aptas para entrenamientos como el HST o la poda. Y te preguntarás, ¿por qué no se recomienda entrenar la marihuana autofloreciente? Debido a su ciclo de vida muy corto, las plantas autoflorecientes no tienen tiempo para recuperarse del estrés del entrenamiento y responden bien solamente a la técnica LST (entrenamiento de bajo estrés).

Además de ser compactas y fáciles de cultivar, las autoflorecientes son más rápidas que las marihuanas fotodependientes, por lo que pueden ofrecerte más de una cosecha por año. La desventaja es que debido a su tamaño compacto, los rendimientos de las variedades autoflorecientes son menores a los de las fotoperiódicas. Otra ventaja es que las variedades autoflorecientes son ideales para exterior, ya que son más resistentes y están mejor adaptadas para resistir condiciones climatológicas adversas.

Si eres un cultivador novato y no sabes si escoger una autofloreciente o una fotoperiódica, te recomendamos que optes por una auto. Si bien no obtendrás cosechas monstruosas, tendrás la oportunidad de experimentar un cultivo fácil y exitoso.

Antes de pasar a la calidad de los cogollos de cada tipo de marihuana, a continuación te presentamos una tabla con ventajas y desventajas de las semillas autoflorecientes y fotoperiódicas.

¿Qué tipo de marihuana tiene más THC?

Ahora que has aprendido cuáles son las diferencias entre las semillas autoflorecientes y fotoperiódicas, probablemente quieras saber si la marihuana fotoperiódica es más potente que la autofloreciente. A continuación vamos a ver los mitos y verdades sobre la potencia de la marihuana autofloreciente y la fotoperiódica.

Marihuana fotoperiódica: cosechas masivas y mucho THC

Dado que las variedades fotoperiódicas responden bien a todas las técnicas de cultivo y tienen más tiempo para desarrollarse y madurar, sus cogollos presentan una mejor calidad. Por este motivo, las variedades de marihuana fotoperiódica se destacan por sus altos niveles de THC. De hecho, ¡todas las marihuanas campeonas en la categoría de potencia son variedades fotoperiódicas con un contenido de THC de hasta un 30%! Además, sus brotes cuentan con una calidad de aroma y sabor superiores en comparación a las autoflorecientes, gracias a su alta producción de terpenos. Pero, ¿por qué motivo la marihuana fotoperiódica es más sabrosa y rica en terpenos? Los terpenos se desarrollan con mayor potencia cuando la fase de floración es más larga — como en el caso de la marihuana fotoperiódica.

Aunque todo esto parece muy tentador, no olvides que todos estos beneficios conllevan el costo de ser más difíciles de mantener.

Marihuanas autoflorecientes: buena potencia y alto CBD

Los cogollos de marihuana autofloreciente son mucho más pequeños que los de la marihuana fotoperiódica y son menos potentes debido a su genética Ruderalis que no es psicoactiva. ¡Pero esto no significa que el cultivo de las autoflorecientes no valga la pena! Los grandes avances en la cría de marihuana han permitido que actualmente existan variedades de marihuana autofloreciente superpotentes. Algunas de ellas, por ejemplo, son las marihuanas de FastBuds que ¡tienen un contenido de THC de más del 25%! Además, otro gran mérito de la genética Ruderalis es su aporte de altos contenidos de CBD — un cannabinoide no psicoactivo y ampliamente utilizado para fines medicinales. Los perfiles de sabor y aroma de las marihuanas automáticas también han mejorado. Hoy en día con la enorme cantidad de sabores clásicos y modernos que hay disponibles, es fácil encontrar una variedad autofloreciente con cogollos potentes y aromáticos que deleite tu nariz y tu paladar.

Apuntes finales sobre los tipos de marihuana

Esperamos que tu elección entre las mejores semillas de marihuana autoflorecientes y fotoperiódicas ahora sea mucho más fácil. ¡O que al menos ya no sea tan confusa! Como puedes ver, tanto las variedades autoflorecientes como las dependientes del fotoperíodo tienen sus ventajas y desventajas en cuanto a cultivo y consumo. Pero lo que puede parecer una desventaja para algunos cultivadores, puede ser una ventaja para otros. Así que cuando vayas a elegir tu semilla, recuerda nuestro consejo: ¡prueba ambos y experimenta! Solo la práctica te ayudará a obtener experiencia y aprender más sobre tus preferencias. ¡Feliz cultivo!

www.herbiesgrow.es rechaza expresamente el uso, producción o suministro de sustancias ilegales. Para obtener más información, consulta nuestro Aviso Legal.

Deja una respuesta
índice de contenidos